Tecnología y empresa

Emprender usando el método “Lean startup”.

Rapidez y calidad

Desde hace tiempo nos anda mordisqueando el gusanillo del emprendedor. Ese mismo bicho que no nos deja en paz llenando nuestra cabeza de ideas para poder conquistar el mundo.
Un día nos levantamos con la idea correcta, esa que cambiará el mundo, pero ¡zas! nos topamos con una interrogante bien grande: ¿como empezamos a darle forma a nuestra idea de negocio? ¿Tendrá éxito? ¿Tengo competencia?, y si es así, ¿Funcionará mi idea igual que la de la competencia? ¿Puedo poner el mismo precio que mi competencia o debo vender más barato? ¿Y si vendo más barato, conseguiré los suficientes clientes como para compensar los menores ingresos?
Para responder a estas y otras preguntas que nos puedan ir surgiendo, iremos escribiendo una serie de artículos relacionados con este tema.

Diseña-prueba-escucha-Aprende-cambia, ¿La clave?

Ser un emprendedor, es arriesgado, aunque la verdad hay que decirla, se aprende mucho de una idea fallida. Siempre debemos de tener en cuenta minimizar las pérdidas, y sobre todo si estas son económicas.
Por tal razón, Eric Ries, en su libro “El método Lean Startup: Cómo crear empresas de éxito utilizando la innovación continua” nos da la clave: Producto mínimo viable.

¿Qué es un Producto mínimo viable?

Un producto viable mínimo es la versión mínima de un nuevo producto que nos permitirá recolectar, con el menor esfuerzo y pérdidas posible, la mayor cantidad de conocimiento sobre nuestros potenciales clientes. Esta versión mínima puede tener pocas funcionalidades o funcionalidades incompletas.
Osea, quitamos todo lo que no sea esencial.

¿Qué beneficios obtenemos con esta estrategia?

Podemos listar como beneficios, los siguientes:
  • Si llegamos antes al mercado, obtendremos ingresos antes. Al pensar en este punto me llega un refrán que siempre me decía mi abuela: “El primero que llega al río, bebe agua limpia”.
  • Evitamos invertir en funcionalidad que no es valorada por nuestros clientes.
  • Reducimos el riesgo y gasto innecesario (por el momento) ya que limitamos el coste de desarrollar un producto que no tiene aceptación en el mercado.
  • Creamos un producto mejor: con menos prestaciones, pero más cercano a lo que nuestros clientes demandan.
  • Obtener información sobre quiénes son nuestros clientes, que quieren, cómo lo quieren, cuando lo quieren, y sobre todo, a qué precio.
Algo que debemos tener en cuenta al pensar en un Producto mínimo viable (PMV) es que este no es una chapuza. Pensar que es algo que hay que hacerlo con prisas, sin planificación, salga lo que salga, nos olvidamos de un punto: LA V DE “VIABLE”. En pocas palabras, calidad y rapidez.
Debemos de ver la utilización del “lean startup” como una aplicación del método científico a nuestra idea de negocio, sea esta la creación de una empresa, o de una línea de negocios: proponer hipótesis, o sea realizar una serie de pruebas al menor coste posible, que nos permitan verificar, probar o descartar estas ideas.
Una vez tenemos en mente la(s) hipótesis, pasamos al siguiente punto:

Recolectar información.

Como hemos visto, una de las principales razones para utilizar el PMV, es para obtener información.
Ya tenemos la idea, ya tenemos las hipótesis, pero, ¿conocemos a nuestros clientes? ¿sabemos identificarlos? Si la respuesta es un “no”, o un “creo que sé”, pues en momento para aplicar a nuestra hipótesis el “Ciclo de Construir – Medir – Aprender“.
La idea desmembrar en piezas las funcionalidad de nuestro producto para que de este modo podamos testear alguna de nuestras hipótesis iniciales. Cada paso en el avance de nuestro producto nos permitirá medir, sacar conclusiones, obtener conocimiento válido y de calidad, para volver construir. Es un ciclo interminable.
De este modo, recibiremos opiniones, quejas, sugerencias de nuestros clientes, las cuales usaremos para mejorar nuestro producto, o mejor aún crear nuevas funcionalidades, o un producto nuevo.

Con esto en mente, antes de quejarte con las críticas a tu producto, mejor da saltos de alegría, ya que sabes que tu producto está causando ruido, y que puedes aprender cosas valiosísimas de este “feedback”.

A continuación te recomiendo este libro que encontrarás en Amazon. Si llegas a comprar algo en el enlace que te propongo, recibiré una pequeña comisión; no es mucho pero es una pequeña forma de apreciar mi trabajo.

 

http://rcm-eu.amazon-adsystem.com/e/cm?t=cincodeditosc-21&o=30&p=8&l=as1&asins=B0079MWRIK&ref=tf_til&fc1=000000&IS2=1&lt1=_blank&m=amazon&lc1=0000FF&bc1=000000&bg1=FFFFFF&f=ifr

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s