Trucos

Planificar tu día a día. Tips que me han dado resultado usando la técnica pomodoro y Wunderlist.


Técnica pomodoro

Como regla general, no solemos planificar nuestro día a día, ya sea laboral o personal, y vamos metiendo todas las cosas en un “cajón de sastre”, ocasionando tremendo caos y la ineficiencia hecha figura.

Meter todo en un cajón de sastre = ineficiencia asegurada

“La mejor manera de empezar el día es planificando el resto de tu día”

Si has desarrollado el hábito productivo de realizar un breve repaso al principio de la mañana, tendrás más control sobre el resto del día y conseguirás tus objetivos con más eficacia.
Claro, nadie nace planificando al dedillo su día a día. Por eso me gustaría sugerir una manera que me ha ayudado a planificar mi día y por ende aumentar mi productividad. Esto lo he logrado adaptando la técnica pomodoro a mis necesidades y usando una herramienta que me facilite el recordatorio-orden de las ideas, Wuderlist.
Aquí podemos ver una entrada que he escrito sobre qué es la técnica pomodoro, y aquí podemos ver que es Wunderlist.

Para planificar tu día:

  1. Lo primero que haríamos antes de empezar nuestras labores es hacer una pequeña lista, para esto nos valdremos de Wunderlist. En este listado no pueden faltar las tareas que no terminaste el día anterior.
  2. No cometas el error de hacer una lista enorme.
  3. Prioriza las tareas, de mayor a menor importancia. Wunderlinst nos facilita esta tarea, ya que una vez escritas podemos mover las tareas arriba abajo, según consideremos o directamente poner la marca de la estrella, y esta tarea automáticamente se coloca arriba del todo.
  4. Es importante que pongas las tareas más complejas en los horarios que eres más eficiente. En mi caso lo soy por las mañanas, así que dejo por las tardes las que exigen menos de mi.
  5. Inicia un pomodoro, donde comenzaras con tus actividades, o una actividad según la importancia de la misma.
  6. Intenta no interrumpir los pomodoros, ya que si sucede se considera un pomodoro en blanco o vacío.
  7. Si ha terminado el pomodoro:
    • Si has terminado la tarea, puedes marcarla como terminada en wunderlist.
    • Si no has terminado la tarea, la puedes continuar después del descanso.
  8. Al terminar el primer pomodoro, te tomas un descanso de unos 5 minutos, en los que puedes aprovechar para atender interrupciones, reflexionar sobre las tareas, realizar microtareas sin importancia. Ojo, la idea es descansar la mente, lo que mejor hago y recomiendo es ponerme de pie, estirar, ir al baño, etc. 
  9. Pasado este tiempo de “descanso”, a por el siguiente pomodoro/ tarea.
  10. Por cada cuatro pomodoro (25 minutos de tareas y 5 de descanso), se toma un descanso largo. Yo lo tomo de 15 minutos.
  11. Continuamos así hasta terminar las tareas, o la jornada laboral propuesta.

Nota: Recuerda que por cada tarea realizada debes de marcar como tal en wunderlist.

La idea principal es comprometerse en exclusiva con las tareas que tengo que realizar y sin interrupciones, o con el mínimo de interrupciones. Así también, con cada descanso permito que mi mente desconecte y asimile el aprendizaje a la que la he sometido. Y para colmo, me permite reducir el estrés. Ganancia por doble partida.

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s